Apostolados

“La Fraternidad Sacerdotal San Pío X es esencialmente apostólica, porque el sacrificio de la Misa lo es también y porque sus miembros tienen que ejercer igualmente un ministerio exterior.” (Estatutos).

                “La fe sin las obras está muerta.”
                             (Santiago 2, 26)
 

Llamo hombre recto al que juzga rectamente, y cuyos actos no desmienten el juicio. La fe y la acción deben ir juntas. Pero si separáis la fe de las obras, matáis  la fe. Ya que sin las obras, está muerta. Una fe que no obra por amor no es sino un cadáver.
 

Cuando Caín extendió sus manos hacia Dios, no había en él rectitud, ya que los celos y el odio a su hermano jalaban su corazón hacia abajo. Estaba dividido en sí mismo, extendiendo su mano para sacrificar, y entregando su corazón a la envidia. Al estar en desacuerdo consigo mismo, no podía atraer hacia su persona el favor de Dios. Aún no había matado a su hermano, pero ya la fe estaba muerta en él. Porque no hay rectitud en un hombre cuya fe está muerta y cuyo corazón, vacío de piedad, se ha llenado de amargura.
 

Si buscas la gloria, si eres envidioso, si hablas mal de los ausentes, si devuelves el mal por el mal, éstas son cosas que Cristo no hizo. Pero si crees en Cristo, haz las obras de Cristo y tu fe vivirá.” (San Bernardo).

El apostolado de los miembros de la Fraternidad, inspirado por la caridad, está orientado por completo hacia la salvación de las almas. Se deriva de una vida de oración y del sacrificio de Nuestro Señor, que se ofrece cada día en la santa Misa.

 

Visión General de los Apostolados

  • Casas de ejercicios espirituales

    Por ser una verdadera síntesis de la vida cristiana, los Ejercicios espirituales, según el método de San Ignacio de Loyola, ofrecen por excelencia la ayuda y el socorro necesarios para vivir como un verdadero cristiano, discípulo de Cristo, y lograr las beneficiosas conversiones de la vida y de las costumbres.
  • Escuelas y enseñanza

    La Iglesia, madre y maestra de la verdad, manda a los padres de familia recordar su deber de dar a los hijos una buena educación. Sobre todo religiosa y moral, ya que toda la obra de la educación está ligada íntima y necesariamente al fin último de la vida humana: la felicidad eterna.
  • La Cruzada Eucarística

    Al permitir que los niños pequeños se acercaran a la Sagrada Eucaristía en cuanto tuvieran discernimiento, San Pío X impulsó vigorosamente la infancia a la santidad. Así empezó un gran movimiento de piedad entre la juventud, el cual fue creado en 1914 por un sacerdote belga, Edouard Poppe (1890-1924).
  • La Tercera Orden de San Pío X

    Con el fin de hacer participar a todos los Católicos, Sacerdotes o laicos, del espíritu de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X, en 1980 se fundó su Tercera Orden. Ésta ayuda a la santificación personal, asociando a sus miembros a la vida de la Fraternidad, bajo el patronazgo del Papa San Pío X, ejemplo de firmeza en la doctrina, de pureza en las costumbres y de devoción eucarística.
  • Misiones

    Por ser una obra de la Iglesia, la Fraternidad Sacerdotal San Pío X trabaja para difundir el Evangelio en el mundo entero, predicando las verdades de la fe y administrando los sacramentos de la salvación a todas las almas de buena voluntad, de todas las condiciones, razas y culturas.