Las Casas autónomas

En el organigrama de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X, una Casa autónoma es un Distrito en formación.
 

El Superior de una Casa autónoma tiene el mismo papel que el Superior de Distrito. Nombrado por el Superior General y su Consejo, por un mandato renovable de seis años, tiene a su cargo la dirección del apostolado en su territorio, conforme a los estatutos y al espíritu de la Fraternidad. Cada vez que la Divina Providencia lo permite, él organiza la fundación de Prioratos, según las necesidades y las circunstancias del apostolado.

Cuando tres Prioratos han sido creados en el territorio de una Casa autónoma, se puede establecer un Distrito. En ciertos casos, las circunstancias del apostolado pueden sugerir que una Casa autónoma se integre a un Distrito vecino más grande, o que un nuevo Distrito se forme uniendo Casas autónomas contiguas.

En 2014, había dos Casas autónomas de la Fraternidad, una para el apostolado en España y Portugal, y la otra para los países de Europa Oriental.