¿Quiénes somos?

La Fraternidad Sacerdotal San Pío X es una asociación de sacerdotes católicos fundada por Monseñor Marcel Lefebvre en 1970. Su objetivo esencial es la formación de buenos sacerdotes utilizando los medios que la Iglesia siempre ha empleado: el santo Sacrificio de la Misa celebrado según el rito de siempre, la predicación de la fe y de la moral católicas, la dispensación de la gracia mediante los sacramentos de la Iglesia, la doctrina católica extraída de las mejores fuentes, la vida en común en la caridad y la oración.

La Fraternidad San Pío X fue erigida canónicamente en Friburgo (Suiza) el 1° de noviembre de 1970 por Mons. François Charrière. Actualmente se encuentra presente en unos sesenta países y cuenta con seis seminarios internacionales (casas para la formación de sacerdotes). Sus miembros se dedican a las obrasmás diversas: ministerio parroquial en el seno de prioratos erigidos en todas partes del mundo, escuelas primarias y secundarias, enseñanza superior, casas de retiros espirituales, capellanías de religiosas, misiones y diversas obras de caridad.

Testigo de la Tradición católica

Su rechazo al desorden litúrgico y a las nuevas doctrinas le ha valido a la Fraternidad muchas incomprensiones. A los ojos de muchos, es actualmente el bastión más sólido de resistencia a lo que el Papa Pablo VI llamó "la autodemolición de la Iglesia." En esta labor, cuenta con la ayuda eficaz de varias comunidades religiosas animadas por el mismo espíritu y el mismo celo por la gloria de Dios y la salvación de las almas.

La Fraternidad Sacerdotal San Pío X es un testigo viviente de la fecundidad de la Tradición católica. De hecho, en todo el mundo no cesa de construir nuevas iglesias, escuelas o seminarios. Sus capillas se llenan todos los domingos de fieles de todas las edades, entre los cuales se distinguen muchos jóvenes y familias. Numerosos cristianos han vuelto a encontrar por ella una vida cristiana ferviente al mismo tiempo que la paz y la alegría.

Omnia instaurare in Christo

La Fraternidad hace suyo el lema que fue el programa de San Pío X (Papa de 1903 a 1914), su santo patrono: "Omnia in Christo instaurare" – "restaurar todo en Cristo" (Ef. 1, 10). Toda la vida humana, privada y pública, individual y familiar, económica y política, debe estar sujeta a la ley de Cristo y ser vivificada por su gracia. Sólo así el mundo encontrará la paz y las almas llegarán a la eternidad bienaventurada.

La Fraternidad Sacerdotal San Pío X está activa en los cinco continentes. Cuenta igualmente con una rama de Hermanos religiosos, así como de Hermanas Oblatas que ayudan a los sacerdotes en las diferentes comunidades.
 

La Fraternidad está puesta especialmente bajo la protección de Jesús Sacerdote, cuya existencia en su totalidad fue y continúa siendo sacerdotal y para quien el Sacrificio de la Cruz fue la razón de ser de su Encarnación.”
 

Está también bajo la égida de María, Madre del Sacerdote por excelencia y por Él, Madre de todos los sacerdotes en los que Ella forma a su Hijo." (Estatutos)